En un estudio titulado ‘Los bajos niveles de CO2 durante toda la época del Pleistoceno’, publicado en la revista Nature Communications, científicos de la Universidad de Texas A&M advierten sobre la elevada concentración de dióxido de carbono acumulada en la atmósfera en los últimos 60 años, y afirman que los humanos del tipo ‘Homo sapiens’ nunca habían vivido en condiciones atmosféricas como las actuales.

La investigación muestra que durante los 2,5 millones de años que duró el Pleistoceno, el promedio de concentración de dióxido de carbono en la atmósfera era de 250 partículas por millón, en tanto que los niveles de hoy son de más de 410 partículas.

Para los científicos las concentraciones atmosféricas de dióxido de carbono de la Tierra excedieron en 1965 las 320 partículas por millón, pico nunca alcanzado en los anteriores 2,5 millones de años informa ScienceDaily.

Yige Zhang, coautor del estudio de investigación y profesor asistente en el Departamento de Oceanografía de la Facultad de Geociencias de la universidad texana, explica que el dióxido de carbono es un gas de efecto invernadero que contribuye al calentamiento de la atmósfera de la Tierra y considerado un impulsor del cambio climático global, por lo que “es muy importante estudiar las concentraciones atmosféricas de CO2 en el pasado geológico porque nos permite ver qué niveles de CO2 tuvimos, cómo era el clima y qué relación existía entre ambos”

Científicos de la Universidad Nanjing, en China, y un miembro del Instituto de Tecnología de California también participaron en la investigación y analizaron los carbonatos del suelo en la meseta de Loess, en el centro de China, para cuantificar los niveles de dióxido de carbono atmosférico en los últimos 2,5 millones de años.

Por su parte, Jiawei Da, experto de la Universidad Nanjing, señala que “los carbonatos formados durante la formación del suelo generalmente alcanzan el equilibrio isotópico del carbono con el CO2 ambiental del suelo, que es una mezcla de CO2 atmosférico y CO2 producido pr la respiración del suelo”, ”

Los estudios confirman que los niveles de dióxido de carbono actuales no tienen precedentes y son mucho más elevados de lo que jamás se haya registrado, y aún está por verse cómo nos afectarán estas condiciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here