La Cámara de Representantes de Estados Unidos votaron y aprobaron una resolución que otorga nuevos poderes legales a un comité clave que investiga la Administración de Trump.

La medida fue aprobada con 229 votos a favor y 191 en contra, unos demócratas y otros republicanos, que autoriza al Comité Judicial de la Cámara de Representantes y a otras comisiones a acudir a los tribunales para hacer cumplir sus citaciones a la Administración Trump.

La resolución permite al Comité Judicial demandar al fiscal general, William Barr, y al exasesor legal de la Casa Blanca, Don McGahn, por negarse a cumplir con los citatorios relacionados con el informe del abogado especial Robert Mueller sobre la presunta interferencia rusa en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016 y posible obstrucción de la Justicia por el mandatario.

Barr se negó a publicar partes del informe de Mueller y documentos relacionados, mientras que McGhan desafió un citatorio para testificar ante el comité sobre los resultados de la investigación del fiscal especial.

Desde que Donald Trump ganó la Presidencia en 2016, inicviaron los rumores en el sentido de que Rusia habría intervenido en las elecciones para favorecer al republicano.

En marzo, el fiscal Robert Mueller dio por terminada la investigación sobre aquellos presuntos nexos y en abril se envió una versión reducida al Congreso. Ese mes, el Departamento de Justicia publicó una versión editada del documento y varias de las 448 páginas fueron tachadas antes de su publicación.

La conclusión que se desprende del texto es que no hay motivos suficientes para acusar al presidente Donald Trump de colusión con Rusia o de obstruir la Justicia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here