La cumbre de líderes de la Unión Europea dio inicio en Bruselas, con futuro del “brexit” y la ratificación del acuerdo en el Parlamento del Reino Unido, como temas torales, luego de que la primera ministra británica, Theresa May, superara una moción de confianza.

May reconoció que no espera que  la UE le conceda las garantías que necesita para que el pacto sobre el “brexit” sea ratificado por la Cámara delos Comunes, pero confió en que puedan trabajar sobre ellas “tan pronto como sea posible”, luego de que aplazara la votación del acuerdo de salida en la Cámara de los Comunes, que estaba prevista para el martes 11 de diciembre, con el fin de utilizar la cumbre de este jueves y viernes para intentar obtener más garantías respecto a la salvaguarda para Irlanda del Norte.

La finalidad sería evitar un rechazo al texto, ya que hay diputados conservadores y de la oposición que piensan votar en contra, sobretodo, por la salvaguarda para la frontera irlandesa.

En el potencial escenario en el que Londres y Bruselas no hayan logrado un acuerdo sobre su relación comercial para cuando concluya el periodo de transición, que en principio finaliza el 31 de diciembre de 2020, se activaría de forma automática un plan de contingencia o salvaguarda sin fecha de finalización específica.

El plan mantendría al Reino Unido en la unión aduanera europea y alinearía únicamente a Irlanda del Norte con algunas normas del mercado único. El primer ministro de la República de Irlanda, Leo Varadkar, se mostró dispuesto a proporcionar explicaciones y aclaraciones que ayuden a la ratificación del pacto, pero recalcó que no se puede acordar nada “que cambie el contenido del acuerdo de retirada”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here