Un tribunal de la Corte Nacional de Justicia de Ecuador inició un juicio que involucra a 21 personas acusadas de cohecho, entre las que aparece el mismísimo expresidente Rafael Correa, denunciado por presunto financiamiento de empresas privadas en su campaña electoral de 2013 a cambio de contratos con el Estado.

En el escándalo conocido como “Sobornos 2012-2016”, también son señalados además el exvicepresidente Jorge Glas, hoy en la cárcel por recibir sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, así como exministros, exdiputados y empresarios.

El expresidente Correa se mudó a Bélgica desde que dejó el cargo en 2017, por lo que será juzgado en ausencia, y si se le encuentra culpable, con sentencia en firme, no podría competir en los comicios de 2021.

La fiscal Diana Salazar dio inicio al juicio, y según información divulgada por la Fiscalía, los implicados son  acusados de recibir cerca de 8 millones de dólares, y se dice que los empresarios que entregaron dinero “fueron beneficiados de adjudicaciones de varios contratos” en los ministerios de Transporte y Sectores Estratégicos, y la Secretaría Nacional del Agua.

Correa fue relacionado con un depósito de 6 mil dólares que una persona que trabajaba con su exasesora hizo en su cuenta personal, pero Correa asegura que se trataba de dinero de un préstamo, calificando de “gran farsa” la acusación de la Fiscalía..

Este es el segundo juicio que enfrenta Correa, ya que otro corresponde al presunto secuestro de un opositor en 2012, proceso suspendido pues la justicia requiere la presencia del exmandatario para juzgarlo.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here