La compañía International SOS, especializada en seguros médicos de viajes, publicó recientemente un mapa realizado con la empresa británica Control Risks en el que clasifica los destinos turísticos para el año 2019 en función de su peligrosidad.

El parámetro establecido divide niveles de riesgo de los países en extremo, alto, medio y bajo.

Según International SOS, un país con riesgo extremo es aquel donde “el control del Gobierno y la Ley […] pueden ser mínimos o inexistentes en grandes áreas” de su territorio que suelen ser inaccesibles para los extranjeros. Asimismo, se trata de naciones donde los servicios gubernamentales y de transporte apenas funcionan y existe grave amenazada de ataques violentos por grupos armados contra los turistas. En esta categoría aparecen países como Egipto, Siria, Mali y Libia.

En el caso de Egipto, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Reino Unido señala que es especialmente peligroso viajar por el Sinaí del Norte debido al aumento de la actividad delictiva y continuos ataques terroristas contra las autoridades.

Asimismo, en Siria, donde cerca de medio millón de personas han muerto en medio la guerra civil, la situación sigue siendo volátil y peligrosa. Por otro lado, en Mali, el organismo apunta que la ciudad de Tombuctú se encuentra desde noviembre de 2015 en estado de emergencia, que se prolongará hasta octubre del año que viene.

Más aún, se desaconseja visitar Libia debido a la fuerte presencia de grupos terroristas como Al Qaeda.

International SOS coloca en quinto y sexto lugar a Turquía y México, , ambos dentro de la categoría de alto riesgo, que corresponde a lugares donde se desarrollan protestas violentas con frecuencia que pueden afectar a los turistas, así como delitos violentos y de terrorismo debido a la inestabilidad política y problemas con países vecinos. En estos destinos hay zonas donde los viajeros no pueden acceder.

En el caso de Turquía, se recomienda no adentrarse en un radio de 10 kilómetros desde la frontera siria, donde pueden registrarse ataques contra turistas de países occidentales, Ankara y Estambul también son lugares peligrosos.

En cuanto a México, aunque algunas partes del país están libres de violencia, SOS señala que aquella que se deriva del narcotráfico ha aumentado los últimos años, concentrándose en áreas específicas. Además, los estados de Guerrero y Ciudad de México han experimentado estallidos de violencia por motivos políticos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here