El secretario de Defensa estadounidense Mark Esper defendió la decisión de desviar parte de los recursos asignados a proyectos militares para financiar el muro fronterizo con México que el presidente Donald Trump prometió en su campaña electoral de 2016 y que ahora retoma en la de 2020 porque no ha podido hacerlo durante su mandato.

Según Esper “la seguridad fronteriza es seguridad nacional, y la seguridad nacional es nuestra misión”, argumentando que “la medida que tomamos es legal bajo la ley y no debería sorprender a nadie, y es todo lo que diré por ahora”.

Entre los congresistas de ambos partidos, hay opiniones críticas hacia la medida, y de acuerdo con el demócrata Adam Smith, “el pedido de reprogramación confirma una vez más que el presidente está obsesionado con cumplir una promesa de campaña a expensas de nuestra seguridad nacional”.

Smith preside la Comisión de las Fuerzas Armadas de la cámara baja y aseguró que “este gobierno ya ha robado miles de millones al Departamento de Defensa para empezar a construir el muro del presidente vanidoso y hoy repite esas malas medidas”.

Por su parte, el republicano Mac Thornberry, defensor del muro, dijo que el papel constitucional del gobierno es recomendar cómo se gasta el dinero de los contribuyentes, pero que la decisión final corresponde al legislativo.

Esper aprobó una solicitud del Departamento de Seguridad Nacional para desviar 3 mil 800 millones de dólares al muro fronterizo, y el Pentágono aceptó que podría haber más recortes a fin de tener más fondos disponibles para el principal compromiso de campaña de Trump.

La decisión ha intensificado las divisiones entre Trump y miembros del Congreso que se oponen a la utilización de recursos militares para la construcción del muro.

En su campaña por la candidatura presidencial republicana en 2016, Trump prometió que México pagaría el muro. México se negó.

Pese a la oposición de los legisladores, Trump no tuvo problemas luego de efectuar transferencias similares el año pasado cuando el Pentágono canceló proyectos militares de construcción para liberar 3 mil 600 millones de dólares y transfirió 2 mil 500 millones de dinero para el combate a las drogas. (Ap)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here