El vocero de la coalición militar que lidera Arabia Saudita contra los hutíes en la guerra civil de Yemen descalificó el comunicado hutí que reivindicó el ataque del sábado a 2 refinerías saudiárabes, asegurando que las armas utilizadas pertenecen a la Guardia Revolucionaria de Irán.

Horas después de la destrucción parcial de 2 de las plantas petroleras más importantes de la empresa árabe Aramco el 14 de septiembre, Riad duda, en sus informes preliminares, que los autores fueran los rebeldes de Yemen y apunta a que la Guardia Revolucionaria iraní está detrás de ella.

Turki al Malki, portavoz de la coalición árabe liderada por Arabia Saudí, acusa a Teherán de estar detrás del ataque, y lo calificó de “cobarde acto terrorista”, puntualizando que “las investigaciones con las entidades competentes siguen en marcha, pero las evidencias e indicios apuntan a que son armas iraníes

La mayor estación petrolera del mundo en la ciudad árabe de Buqyaq, fue atacada junto a una mina de extracción de crudo, y se señaló que al menos 10 drones habían bombardeado las instalaciones petrolíferas.

En un primer momento, los hutíes que luchan lucha contra una coalición árabe en la guerra civil de Yemen, se presentaron com oautores del atentado, pero las dudas comenzaron a surgir toda vez que los hutíes, en guerra con aliados del régimen saudita desde 2015, tienen apoyo militar de la República Islámica de Irán.

Sin embargo, los rebeldes hutíes de Yemen, amenazaron con un nuevo ataque, luego de que el portavoz militar del grupo, Yahiya Saree,  llamó al régimen saudita, a “revisar sus cálculos y poner fin a su agresión y bloqueo contra Yemen”, advirtiendo que “tenemos el brazo largo y éste puede alcanzar cualquier lugar en cualquier momento”,

La amenaza incluyó la advertencia a ciudadanos extranjeros para que eviten cualquier tipo de acercamiento a las plantas petroleras, que están aún en la mira.

Iraníes y saudiárabes sus rivales y enemigos desde hace muchos años, tanto por el hecho de que son las dos mayores potencias económicas del Golfo Pérsico, como porque Irán es el máximo estandarte del chiismo en el mundo musulmán, en tanto que Arabia lo es de la rama sunita.

Estados Unidos acusó a Irán de forma directa, mientras que Teherán niega cualquier tipo de relación con el ataque a pesar de su “simpatía por la causa hutí”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here