El Centro Nacional de Inteligencia, antes CISEN, deberá buscar y dar a conocer los documentos que den cuenta de las actividades sustantivas realizadas en Tabasco por el escritor y político Carlos Pellicer Cámara, entre el 22 de agosto de 1985 y el 31 de diciembre 1990, instruyó el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales).

Al presentar el asunto ante el Pleno, la comisionada Blanca Lilia Ibarra Cadena señaló que el asunto abre una nueva ventana para que los sujetos obligados cumplan con la normativa en materia de archivos históricos, permitan su consulta y se fomente el derecho de acceso a la información.

“En este caso, se trata de los archivos vinculados a Carlos Pellicer Cámara, quien fue un firme creyente de los derechos que conforman el régimen democrático, la búsqueda de igualdad de oportunidades y la defensa de las libertades”, enfatizó.

Ibarra Cadena dijo que los proyectos “Memoria y Verdad” y “M68: Ciudadanía en Movimiento” son ejemplos de la importancia que reviste la consulta de los archivos históricos.

“Muestran que, ante una identificación y valoración previa de la información susceptible a trasferencia, que se encuentre relacionada con violaciones de derechos humanos, persecuciones políticas, vinculadas con movimientos políticos y sociales, así como actos de corrupción, puede tener como resultado la divulgación de la información que, durante muchos años, se ha almacenado y no se ha dado a conocer a la sociedad”.

En respuesta a la particular que requirió esa documental, pero para el periodo de 1960 a 1990, el sujeto obligado declaró como inexistente la información, toda vez que, en apego a las atribuciones legales que el Centro tenía conferidas en la Ley en la materia, sólo generó inteligencia vinculada a fenómenos declarados como riesgos y/o amenazas a la seguridad nacional, lo que no incluía investigación de individuos.

La particular presentó recurso de revisión ante el INAI, en el que manifestó su inconformidad con la inexistencia.  En alegatos, el sujeto obligado reiteró el sentido de su respuesta original y agregó que las documentales generadas por la Dirección Federal de Seguridad y la Dirección General de Investigaciones Políticas y Sociales, órganos que antecedieron al CISEN, fueron transferidas al Archivo General de la Nación.

La ponencia de la comisionada Ibarra Cadena advirtió que la interpretación que hizo el sujeto obligado a la solicitud fue errónea, al señalar que no contaba con la información bajo el argumento de que sus funciones se limitan a integrar inteligencia vinculada a fenómenos declarados como riesgos y/o amenazas a la seguridad nacional y que no realiza persecución a personas. Además el CNI, antes CISEN, incumplió con el principio de exhaustividad, ya que omitió pronunciarse en torno al periodo del primero de enero de 1960 al 12 de febrero de 1989.

El Pleno del INAI revocó la respuesta del Centro Nacional de Inteligencia, antes CISEN, y le instruyó  a realizar una nueva búsqueda del listado de documentos en su posesión relacionados con las actividades sustantivas de Carlos Pellicer Cámara, en Tabasco, en todas sus unidades administrativas competentes, y una vez localizada deberá proporcionarlos del 22 de agosto de 1985 al 31de diciembre 1990, y declarar formalmente, por conducto de su Director General, la incompetencia para conocer lo solicitado del primero de enero de1960 al 21 de agosto de 1985.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here