La Comisión Nacional de los Derechos Humanos llamó a las autoridades para que tomen medidas que protejan a niños y adolescentes de ser reclutados por los llamados “grupos de autodefensa”, luego de las imagenes difundidas hace unos días en un poblado del estado de Guerrero donde aparecen niños armados.

El organismo solicitó a las autoridades, acciones para “informar y sensibilizar a los líderes comunitarios, las familias y la población de los daños irreparables” que podría generar el implicar a niños y adolescentes en conflictos armados.

El oficio fue enviado a la Secretaría de Gobernación; la Procuraduría Federal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes; el Poder Ejecutivo; la Fiscalía General de Justicia; la Procuraduría de Protección; y el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia.

De ello da cuenta la propia CNDH en su cuenta de Twitter.

Los menores  de edad se unirían a una policía comunitaria  conocida como Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias de los Pueblos Fundadores,  opera en los municipios guerrerenses de Chilapa y José Joaquín de Herrera, para defender a las comunidades de las bandas criminales.

La CNDH también se dice preocupada por la posibilidad de que la vinculación de niños en los grupos de autodefensa “se convierta cada vez más en prácticas recurrentes en el estado de Guerrero”. la aparición de estos grupos en estados como Guerrero y Michoacán se dio hace ya varios años ante la incapacidad de las autoridades de cumplir con una de sus obligaciones: dar seguridad a la población.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here