La comisión disciplinaria de la Liga italiana de Fútbol determinó sancionar al club Inter de Milán con la disputa de 2 partidos a puerta cerrada debido a los cánticos racistas hechos por sus aficionados el miércoles contra el defensa senegalés del Nápoles Kalidou Koulibaly y por otros “cánticos insultantes”.

El encuentro fue ganado 1-0 por el Inter, y Koulibaly fue objeto de gritos de mono, especialmente en el momento de su expulsión por una falta y aplaudir al árbitro del partido.

El miércoles por la noche, Koulibaly fue objeto de gritos de mono en varias ocasiones en el transcurso del partido. Fue expulsado a un cuarto de hora del final por dos amarillas consecutivas, la primera por una falta y la segunda por aplaudir irónicamente al árbitro.

Además, el Inter fue sancionado con el cierre parcial de la zona del estadio denominada Curva Norte, en la que se instalan los principales grupos de aficionados del club milanés.

En un comunicado, la comisión disciplinaria de la Liga habla de “cánticos ofensivos de carácter racista (…) hacia Kalidou Koulibaly”, y también “cánticos insultantes de carácter territorial” hacia los aficionados napolitanos.

Por otro lado, Koulibaly será suspendido 2 partidos tras su expulsión del miércoles, uno por acumulación de amarillas, y otro por “los aplausos irónicos” al árbitro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here