Reportes de la agencia oficial de noticias Xinhua dan a conocer que científicos chinos crearon 5 clones de un macaco genéticamente modificado para desarrollar una inclinación hacia trastornos del ritmo circadiano asociados a cambios fisiológicos y conductuales de los humanos.

Los ritmos circadianos tienen lugar de manera cíclica y están relacionados con problemas de sueño, depresión, diabetes, cáncer y alzhéimer, entre otros males.

El fin es investigar posibles curas para esas enfermedades, y para realizar esta iniciativa, los especialistas desactivaron el gen BMAL1, responsable de codificar proteínas implicadas en la regulación de los ritmos circadianos, en el ejemplar que aportó el material genético para las clonaciones.

Los macacos nacieron en el Instituto de Neurociencias de Shaghái adscrito a la Academia de Ciencias de China y estarán disponibles para investigaciones biomédicas, debido a que son fisiológicamente más cercanos a los humanos que otras especies empleadas en otros estudios similares.

A diferencia otros primates clonados anteriormente a partir de fibroblastos de fetos abortados, es la primera ocasión que se ha utilizado un macho adulto genéticamente modificado.

Los animales involucrados ya han comenzado a presentar signos de “comportamiento negativo”, desde desórdenes del sueño hasta niveles de ansiedad elevados e incluso episodios de esquizofrenia.

Los expertos esperan realizar investigaciones similares en ejemplares con enfermedades cerebrales para desarrollar tratamientos que ayuden a humanos con esas patologías.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here