Autoridades de la ciudad japonesa de Takikawa, en el norte del país, decidieron instalar monstruosos lobos robot para ahuyentar a los osos, cuyas apariciones se han hecho frecuentes en áreas residenciales de la zona y son un peligro para sus habitantes.

Según las autoridades, desde que los primeros modelos del robot fueron instalados en septiembre de este año no se han reportado nuevos avistamientos de osos en las áreas residenciales.

El robot fue desarrollado por la empresa Ohta Seiki, la Universidad de Hokkaido y la Universidad de Agricultura de Tokio, tiene un cuerpo de 1,20 metros de largo y altura de unos 90 centímetros. Gracias a los sensores infrarrojos con los que está equipado es capaz de detectar cualquier tipo de movimiento a su alrededor.

En cuanto los sensores son activados, el robot sacude la cabeza y es capaz de emitir cerca de 60 sonidos distintos, que van desde aullidos hasta ruidos de disparos e industriales, para que los animales no se acostumbren al dispositivo. Más aún,  luces rojas y azules destellantes provenientes de sus ojos, patas y cola, disuaden a los osos de acercase.

Yuji Ota, director de Ohta Seiki, aseguró que el artilugio tiene la finalidad de hacerles entender a los osos que los asentamientos humanos no son lugares para acercarse, así como de facilitar “la coexistencia” de estos animales “y las personas”.

Los robots vigilarán la ciudad durante el periodo previo a la hibernación de los osos, época en la que se vuelven más activos y peligrosos, y serán reintroducidos de en primavera para evitar nuevos encuentros con estos animales. (RT)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here