Los fumadores de cigarrillos con al menos 20 años de historia de tabaquismo pueden reducir el riesgo a padecer una enfermedad cardiovascular en un 39%, según un nuevo estudio realizado por científicos estadounidenses.

Sin embargo, precisan que para que el riesgo de sufrir una enfermedad de este tipo sea tan bajo como el de una persona que nunca ha fumado, se necesita un promedio de entre 5 a 10 años, o incluso 25 años en algunos casos.

La autora principal, Meredith Duncan, quien dirigió los análisis de la División de Medicina Cardiovascular en el Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, señala que “estudios anteriores han demostrado la asociación entre dejar de fumar y reducir el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular”.

El estudio, realizado por científicos de la Universidad de Vanderbilt y publicado en la Revista de la Asociación Médica de América, buscaba entender cómo afectaba el abandono del tabaquismo a la reducción del riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular y en qué medida. Los investigadores utilizaron datos de un estudio que comenzó en 1948 y ahora incluye no solo a los 3 mil 805 participantes, sino a sus hijos, nietos, y cohortes multiétnicas.

En total, se analizó la información de 8 mil 770 participantes desde 1954 a 2014, y de acuerdo con Duncan, “nuestro equipo aprovechó esta oportunidad única para documentar lo que sucede con el riesgo de ECV después de dejar de fumar en relación con las personas que continuaron fumando y las que nunca fumaron”.

“El sistema cardiovascular comienza a sanar relativamente rápido después de dejar de fumar, incluso para las personas que han fumado mucho durante décadas”, explicó Hilary Tindle, otra de las autoras del estudio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here