Las autoridades chinas analizan aumentar los esfuerzos para estimular la maltrecha economía y al mismo tiempo seguir combatiendo la pandemia del coronavirus, en medio de un creciente desempleo ocasionado por el mortal brote que afecta a todo el mundo.

El primer ministro de China, Li Keqiang, responsable económico del país, dijo hoy que Pekín entregará a los gobiernos locales unos 280 mil millones de dólares para ayudar a revertir los daños provocados por las medidas de confinamiento tomadas para frenar el contagio del virus que apareció por a fines de 2019 en la ciudad de Wuhan.

Durante la sesión anual de la Asamblea Popular Nacional de China, Li dijo que la batalla del país contra el nuevo coronavirus “todavía no ha terminado”.

Los legisladores que participaron en la asamblea en Beijing lo hicieron bajo estrictas medidas sanitarias luego de que su celebración se demoró 2 meses por el virus. China confirmó hoy 4 nuevos contagios y no reportó muertes.

Analistas del sector privado creen que hasta 30% de la fuerza laboral urbana china, estimada en 130 millones de personas, perdieron su empleo al menos de forma temporal y hasta 25 millones de empleos podrían desaparecer de forma definitiva este año.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here