En medio de las protestas que llevan ya varias semanas en Hong Kong, imágenes satelitales muestran a un buen número de vehículos militares chinos estacionados en medio de un estadio ubicado en las inmediaciones de la frontera con la región administrativa.

Las imágenes fueron captadas el pasado lunes 12 de agosto por el satélite WorldView, de la compañía Maxar, y en ellas seaprecia el estadio de la ciudad de Shenzhen, que está al otro lado de la bahía de Hong Kong.

Para algunos expertos, podría ser una eventual respuesta a los disturbios de los últimos meses en esta región administrativa de China, donde los manifestantes paralizaron las labores del aeropuerto esta semana.

Mientras tanto, medios chinos rechazan estas afirmaciones y señalan que los ejercicios militares fueron planeados de antemano

China asegura que no necesita enviar tropas a Hong Kong porque confía en la capacidad de la policía hongkonesa para frenar la situación.

“No creo que necesitemos usar tropas. La Policía de Hong Kong irá intensificando poco a poco sus actuaciones y no han agotado sus medios”, explicó Shi Yinhong, asesor del Consejo de Estado. Aunque El Ejecutivo advierte que si “la violencia aumentase” se verían obligados a intervenir con el Ejército Popular de Liberación chino

Shi agregó que una intervención militar directa en Hong Kong podría dañar aún más las relaciones con Estados Unidos, muy deterioradas por la guerra comercial.

“A medida que se desarrolla la guerra comercial, la importancia de Hong Kong para el sistema financiero de China está creciendo -agregó-. Si Pekín interviene con demasiada firmeza, Estados Unidos podría retirarle el estatus preferencial a Hong Kong”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here