Los chinos siguen sorprendiendo en cuanto al uso de la tecnología se refiere.

Un reporte del South China Morning Post refiere que una estación del metro de la ciudad china de Shenzhen ha comenzado a probar una modalidad de pago basada en sistemas de reconocimiento facial.

De pasar la prueba, la consecuencia sería que los pasajeros ya no tendrán necesidad de utilizar boletos o tarjetas magnéticas para pasar los molinetes.

Para utilizar esta tecnología, que es muy similar a la que ya se utiliza en el país para combatir el crimen, los pasajeros deberán registrarse y asociar una cuenta bancaria.

Luego, al acercarse a una pantalla del tamaño de una tableta, el sistema identificará a cada usuario y le deducirá automáticamente la suma correspondiente a su boleto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here