China está planeando construir una central eléctrica en el espacio para generar energía solar, proyecto que prevé una estación en la órbita terrestre para convertir los rayos del Sol en electricidad antes de transportar esta energía a la Tierra.

Ya se ha establecido una base de pruebas experimentales en la ciudad occidental de Chongqing para trabajar en el proyecto y se espera que entre 2021 y 2025 se realice una prueba de la tecnología en la estratosfera.

Seguidamente, quiere elaborar una instalación solar de 1 megavatio para 2030, y eventualmente generadores aún más grandes.

El gigante asiático tiene el segundo mayor presupuesto destinado a la exploración espacial, solo por detrás de Estados Unidos y quiere ser el primer país en establecer una base en la luna y dice que la construirá utilizando tecnología de impresión en 3D.

“Con un presupuesto anual de 8.000 millones de dólares para su programa espacial, solo superado por el de Estados Unidos, China busca competir con su rival por el dominio económico, militar y tecnológico”, asegura Bloomberg.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here