La Corporación Nuclear Nacional de China afirma que el país tiene previsto completar antes de fin de año su proyecto HL-2M Tokamak, una especie de sol artificial, informa Global Times.

El nuevo dispositivo tiene como la finalidad de proporcionar energía renovable casi infinita, mediante de la fusión nuclear controlada que replica un proceso semejante al de las estrellas, incluido el Sol.

Para lograr la fusión nuclear dentro de Tokamak, la temperatura de los iones que forman parte de su plasma debe superar los 100 millones de grados centígrados.

Duan Xuru, oficial de la corporación nuclear, explicó que “el plasma del sol artificial está compuesto principalmente de electrones e iones”. Los dispositivos Tokamak existentes en el país han alcanzado una temperatura electrónica de más de 100 millones grados centígrados en su plasma central, y una temperatura de iones de 50 millones de grados centígrados. Y es el ion el que genera la energía en el dispositivo”.

Otros desafíos que afrontan los científicos es encontrar una manera de contener la fusión nuclear dentro de un espacio limitado a largo plazo, y de proporcionar una densidad suficientemente alta. Según Duan, el HL-2M Tokamak podrá conseguir estas metas antes del 2020.

Alcanzar una temperatura de iones superior a 100 millones de grados es uno de los retos para lograr el objetivo de aprovechar la fusión nuclear, y se cree que el núcleo del sol es de 15 millones de grados, lo que significa que el ion en el núcleo del dispositivo será 7 veces más alto que el del Sol.

El sol artificial no es el único invento chino en en ese campo. En octubre se dio a conocer que la ciudad de Chengdu, elaboró un ambicioso plan para lanzar en 2020 al espacio una luna artificial, que iluminará sus calles por la noche y reemplazará las farolas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here