China está dispuesta a mantener negociaciones comerciales con Estados Unidos  de manera equitativa para llegar a un acuerdo que ponga fin a la disputa que mantienen las 2 potencias, asegura el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Geng Shuang.

Sin embargo, advirtió que Pekín no quiere una guerra comercial y tampoco le teme a una, al señalar que “si Estados Unidos está dispuesto a tener consultas entre iguales, nuestra puerta está abierta. Pero si la parte estadounidense insiste en escalar la disputa comercial, responderemos firmemente y lucharemos hasta el final”.

En rueda de prensa, el portavoz de la cancillería china dijo que el Gobierno de su país “toma nota” de las declaraciones públicas que hace la parte estadounidense, que espera una reunión entre los 2 jefes de Estado en Japón, y que se dará a conocer de manera oportuna en caso de haya noticias concretas respecto al posible encuentro.

Hace unas horas, el presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó con imponer aranceles adicionales contra el gigante asiático de inmediato, si su homólogo chino, Xi Jinping, no asiste a la cumbre del G20 a finales de junio en Osaka, Japón.

La semana pasada, Trump ya había advertido a Pekín que podría imponer a las mercancías chinas aranceles adicionales por 300 millones de dólares, decisión que tomará después de la cumbre de Osaka.

No obstante, el funcionario censuró la posición de Washington de decidir sus “próximos movimientos en el comercio en función de cómo se desarrolle la cumbre” del G20, y China “no quiere una guerra comercial, pero no le teme a una”, añadió.

foto: archivo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here