La agencia Xinhua citada por el diario estadounidense The New York Times, asegura que las autoridades chinas incorporarán nuevas reglas para combatir la adicción existente entre los menores de 18 años a los videojuegos, porque ese problema aumenta “la miopía y el bajo rendimiento académico” en un amplio grupo de la sociedad.

La Administración Nacional de Prensa y Publicaciones de China explica que “estos problemas afectan a la salud física y mental y la educación” de esos jóvenes e impide que desarrollen “una vida normal”.

Tecnológicas como Tencent y Netease, ya han impuesto límites para los usuarios más jóvenes.

Las normas oficiales permiten que esas personas jueguen máximo 90 minutos diarios antes de las 10 de la noche entre semana, mientras que los fines de semana y festivos podrán ser hasta 3 horas diariamente. La normativa también limita a un gasto de 28 a 57 dólares al mes, y en función de la edad de los menores, lo que los jugadores pueden gastar en comprar accesorios a través de aplicaciones, como armas virtuales o ropa.

La autoridad exige además que empleen sus nombres y números de teléfono reales al iniciar una sesión de juego para identificar a cada usuario, aunque algunos podrían evadir esta orden con los datos de sus padres o emplear su tiempo en juegos que no necesitan conexión a Internet.

La industria de juegos en línea de China es una de las más grandes del mundo, ya que sus millones de usuarios generan más de 33 mil millones de dólares al año, al tiempo que algunos analistas estiman poco probable que estas regulaciones perjudiquen esos ingresos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here