Reportes del canal de TV chino CGTN aseguran que China está creando el sistema de alerta de terremotos más grande del mundo, que también pretende ser el más avanzado.

Los ingenieros precisan que han instalado más de 15 mil sensores en todo el país y están conectándolos en una red. Cuando el terremoto ocurra, los sensores mandarán impulsos eléctricos a un centro de control y luego un aviso llegará a los teléfonos inteligentes de los ciudadanos.

Dicha señal viaja casi a la velocidad de luz y de esta manera es más rápida que la expansión de un temblor. Un documento interno estipula el envío masivo de avisos dentro de los primeros dos segundos desde el evento sísmico.

Mientras tanto, el tiempo entre la alerta y el impacto efectivo del terremoto puede variar entre varios segundos y un minuto. No siempre será suficiente para abandonar un edificio, pero sí para encontrar un lugar más o menos seguro en su interior, un ‘triángulo de la vida’.

Varios sistemas semejantes existen en otros lugares con alto riesgo de movimientos telúricos, como Japón y la costa oeste de Estados Unidos. Sin embargo, el ingeniero jefe adjunto del sistema chino, Li Shanyou, aseguró que no solo sería el más grande, sino también el “más integrado” de los hasta ahora existentes. En este sentido, opinó que ese sistema “puede motivar la envidia de los expertos en el extranjero”.

Estimará el grado del posible impacto y avisará automáticamente tanto a la población de la zona afectada como a los expertos internacionales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here