China convertirá en un lapso de 6 días un edificio industrial de Pekín en una fábrica de mascarillas para satisfacer la creciente demanda de estos artículos en medio de la epidemia de coronavirus Covid-19.

De acuerdo con la agencia de noticias china Xinhua, la construcción arrancó el lunes con obreros trabajando las 24 horas para que la fábrica esté lista el próximo sábado para empezar a producir 250 mil mascarillas diarias.

A primeros de febrero, la Comisión Nacional de Salud de China abogó por una “utilización adecuada” de los trajes de protección, advirtiendo que su “uso excesivo y desordenado” podría conducir a un aumento de las infecciones por coronavirus.

Por otro lado, la Organización Mundial de la Salud informó que nuevos datos compartidos por China les han permitido comprender mejor el rango de edad de las personas afectadas, la gravedad de la enfermedad y la tasa de mortalidad.

Según su director, Tedros Adhanom Gebreyesus, la información parece mostrar una disminución de los casos nuevos, y señala que “esta tendencia debe interpretarse con mucha cautela  ya que puede cambiar a medida que nuevas poblaciones se ven afectadas. Es demasiado pronto para saber si esta disminución informada continuará. Cada escenario todavía está sobre la mesa”.

Tedros añadió que, hasta ahora, el COVID-19 no es tan mortal como otros coronavirus antes registrados, entre ellos el SARS y el MERS, ya que más del 80% de los pacientes presentan síntomas leves y se recuperan.

“En aproximadamente el 14% de los casos, el virus causa una enfermedad grave, que incluye neumonía y dificultad para respirar. Y alrededor del 5% de los pacientes tienen una enfermedad crítica que incluye insuficiencia respiratoria, shock séptico e insuficiencia multiorgánica”, dijo.

Además, sólo en el 2% de los casos reportados, el virus es fatal, y el riesgo de muerte aumenta a medida que se envejece.

“Vemos relativamente pocos casos entre los niños. Se necesita más investigación para entender por qué. Estos nuevos datos abordan algunos de los vacíos en nuestro entendimiento, pero otros permanecen”, agregó, alentando a otros países a que compartan sus datos de contagio públicamente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here