Chile es desde este fin de semana el primer país de Latinoamérica en desechar por completo el uso de bolsas de plástico de sus supermercados y almacenes, toda vez que este domingo venció el plazo de prueba establecido en agosto del año pasado.

De acuerdo al ordenamiento legal, se excluyen de esta prohibición las bolsas que constituyan el envase primario de alimentos, necesarias por razones higiénicas o porque su uso ayuda a prevenir el desperdicio de alimentos.

El periodo de adecuación para las microempresas, pequeñas empresas y medianas empresas vencerá en 2020, plazo en el que solo podrán entregar a los consumidores un máximo de 2 bolsas plásticas por cada compra que realicen.

Quienes violen la ley se harán acreedores a una multa de 370 dólares por cada bolsa entregada, en un país en el que se producen 3 mil 200 millones de bolsas plásticas anualmente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here