La selección chilena de fútbol debe afrontar un juego amistoso contra Perú en unos días más, y la crisis social en el país andino obliga al técnico Reinaldo Rueda a llamar solo a  elementos que juegan militan en el extranjero, dejando fuera a los que juegan en la liga local.

La crisis social, el peor que ha vivido Chile  desde tiempos del pinochetismo, obligó entre otras cosas a la suspensión del torneo local y los futbolistas llevan casi un mes parados, por lo que el técnico nacional decidió no convocarlos.

Más aún, jugadores como el barcelonista Arturo Vidal y otros como el portero Claudio Bravo del Manchester City y el mediocampista Gary Medel  del Bolognia, han dado su apoyo a los manifestaciones que exigen cambios en el país además de criticar al presidente chileno, Sebastián Piñera.

La crisis también provocó la suspensión del amistoso que Chile debía jugar de local ante Bolivia el 15 de noviembre.

la crisis causó además que Santiago perdiera la sede de la final única de la Copa Libertadores entre el argentino River Plate y el brasileño Flamengo el 23 de noviembre, juego que se realizará en Lima.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here