Los chilenos pusieron en marcha hace unas horas la campaña electoral para el plebiscito en el que la ciudadanía andina decidirá si se cambia o no la Constitución heredada de la dictadura de Augusto Pinochet, suceso considerado como histórico.

El plebiscito, fruto del estallido social iniciado en octubre del año pasado en el país sudamericano, se realizará el 25 de octubre, donde los chilenos deberán responder a la pregunta “¿quiere usted una nueva Constitución?”, marcando las opciones “apruebo” o “rechazo”.

Este ejercicio ciudadano estaba programado para el 26 de abril, pero la pandemia, del coronavirus obligó al Congreso a reprogramarlo para octubre. Al inicio del año, una Encuesta Nacional de Opinión Pública publicada por el Centro de Estudios Públicos indicaba que 2 de cada 3 chilenos está a favor de una nueva Constitución.

Partidos políticos, parlamentarios independientes y organizaciones de la sociedad civil pueden hacer ya eventos proselitistas en pro o en contra de una Nueva Constitución, según el Servicio Electoral, quien estableció un protocolo de acción para evitar brotes de coronavirus, en un país que tiene 402 mil 365 contagiados y 10 mil 990  muertos.

En el plebiscito, además de decidir si aprueban o rechazan la nueva Constitución, los votantes debe elegir qué mecanismo redactará el nuevo texto, si una Convención Constitucional de 155 personas electas por la ciudadanía, o una Convención Mixta de 86 ciudadanos electos y 86 parlamentarios elegidos por el Congreso.

De ganar el “apruebo”, el 11 de abril de 2021 los chilenos podrán elegir a los constituyentes que redactarán la Carta Magna, y una vez instalada la Convención, esta tendrá plazo de  9 meses para presentar la nueva Constitución, que podría ser prorrogable 3 meses más de ser necesario.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here