Un juez federal ordenó el cierre provisional de las instalaciones, estadios y gimnasios construidos en Río de Janeiro para celebrar en 2016 los Juegos Olímpicos, ya que no tienen licencias que garanticen su seguridad.

El Ministerio Público demostró en que ninguna instalación olímpica cuenta con licencia de funcionamiento del Cuerpo de Bomberos de Río ni con la licencia de la alcaldía que garantiza que una construcción puede ser usada.

El juez Eugenio Rosa de Araújo, del juzgado federal 17 en Río de Janeiro, acató la petición del MP para prohibir cualquier tipo de actividad en esas instalaciones hasta que la alcaldía regularice su situación.

De acuerdo con portavoces de la Procuraduría, la Autoridad de Gestión del Legado Olímpico, organismo federal responsable de administrar las instalaciones deportivas, fue disuelto en junio de 2019 y nadie es ya responsable de esos recintos

De acuerdo con el juez algunas de las instalaciones son usadas para competiciones deportivas y otras para eventos musicales y culturales que reciben a miles de personas, como el multitudinario festival Rock in Río.

Añade que “ese escenario, compuesto por locales castigados por la falta de cuidado y por la presencia de miles de personas, puede resultar en tragedias”. las instalaciones tendrán que permanecer cerradas al público hasta que la alcaldía obtenga todas las licencias necesarias para que puedan funcionar, principalmente las necesarias para prevención de emergencias e incendios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here