El militar Eduardo León Trawitz, quien fue designado por Enrique Peña Nieto para hacerse cargo de la seguridad de Petróleos Mexicanos, y quien es investigado por el gobierno de López Obrador, fue el encargado de negociar la compra para PEMEX de equipo para espiar.

De acuerdo con un trabajo de investigación presentado por la organización civil Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, la adquisición a una trasnacional italiana y el uso mismo de esa tecnología, a juicio de especialistas, contraviene la ley.

El General brigadier León Trauwitz, investigado oficialmente por su presunto involucramiento en el robo de combustibles, fue quien negoció la compra de un sistema de espionaje para Petróleos Mexicanos por 1.1 millones de dólares.

En el trabajo realizado por Valeria Durán, Raúl Olmos y Daniel Lizárraga,
Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad menciona que la transnacional italiana Hacking Team fue la proveedora del malware Da Vinci conocido por su efectividad para robar información, datos, imágenes, audios y archivos de teléfonos móviles, así como de computadoras.

Este sistema tiene las mismas características que Pegasus, fabricado por la empresa israelí NSO, y ambas compañías han manifestado que sus aparatos únicamente los venden a gobiernos para combatir la inseguridad o el terrorismo.

Pegasus fue utilizado durante la administración anterior, encabezada por Enrique Peña Nieto, para seguir a periodistas y activistas.

El 6 de julio del 2015 expertos digitales se apoderaron de archivos pertenecientes a Hacking Team, y entre los clientes de 35 países aparecieron la Marina, el Centro de Investigación y Seguridad Nacional, algunos gobiernos estatales y PEMEX, con una licencia vencida.

Lo que no se sabía hasta ahora es que la operación para traer Da Vinci a PEMEX sí se concretó, y que Hacking Team activó los permisos e inició planes de capacitación una vez que se completó el pago, según consta en más de 25 correos electrónicos localizados por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad en la plataforma WikiLeaks, organización mediática que ha difundido documentos secretos de gobiernos en el mundo.

En noviembre del 2013, ejecutivos de Hacking Team y de sus filiales en México, Grupo Kabat y SYM Servicios, invitaron al General León Trauwitz y al mayor Carlos Javier Álvarez Cárdenas –quien también es siendo investigado por robo de combustibles, de acuerdo con reportes periodísticos– a la feria mundial de armamento y espionaje Milipol que se celebra anualmente en París, a donde acuden los fabricantes más grandes del mundo.

El reporte de MCCI explica que ambos militares recibieron trato VIP y se contempló la posibilidad de llevarlos al cabaret parisino Crazy Horse. En los correos no hay pruebas de que eso haya ocurrido, pero la visita estaba entre los planes para convencerlos de firmar el contrato.

Consultado sobre esta operación, Alejandro Hope, analista en políticas y estadísticas de seguridad, dijo que PEMEX no puede comprar este tipo de sistemas y menos aún usarlos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here