Con el objetivo de evitar que se ponga en peligro la vida de los testigos en el caso contra Genaro García Luna, los fiscales estadounidenses pidieron a un juez que se mantengan selladas las pruebas que los identificarían.

En un documento presentado en el sistema electrónico de los tribunales federales estadounidenses, fiscales de la corte del distrito este de Nueva York pidieron al juez Brian Cogan, quien tiene a su cargo el expediente, que parte de esas pruebas se mantengan selladas hasta el 1 de marzo.

Esto impedirá que se muestren al acusado, a su abogado, o al público general, las pruebas contra el funcionario del gobierno del panista Felipe Calderón, y que incluyen fotografías, documentos financieros y grabaciones, los fiscales. Para los fiscales, el acusado o sus cómplices podrían poner en peligro la vida de los testigos.

En la carta enviada al juez Cogan, precisan que “el acusado y sus conspiradores podrían llevar a cabo una campaña de acoso, intimidación y/o violencia contra los testigos y sus familias antes del juicio, para castigarlos por su cooperación, disuadirlos de testificar contra él y frenar así la cooperación de otros”.

Los fiscales señalaron en su carta que cuando finalmente se muestren las pruebas al exfuncionario mexicano éste tendrá tiempo suficiente de revisarlas antes del juicio.

García Luna está acusado en Nueva York de cargos que incluyen la asociación ilícita para el tráfico de cocaína, el falso testimonio y la participación en una organización criminal, cargos de los que se ha declarado inocente. Los fiscales afirman que el extitular de seguridad Pública federal en México entre 2006 y 2012 recibió dinero del Cártel de Sinaloa de Joaquín “El Chapo” Guzmán, a cambio de permitir que éste traficara cocaína a sus anchas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here