En tiempos de coronavirus lo importante es adaptarse para seguir adelante, y la casa de subasta Christie’s organizó un evento simultáneo en 3 continentes, recaudando la friolera de 421 millones de dólares, algo inédito en el mercado del arte.

Luego de que la pandemia obligó a la casa a suspender sus grandes ventas de primavera boreal en mayo, Christie’s  decidió reemplazarlas con una gran subasta en una sola jornada.

La subasta, fue denominada con el nombre de “ONE”, y comenzó con la venta de una serie de obras bajo el martillo de un rematador en Hong Kong, seguido por otro en París, Londres y luego en Nueva York.

En Hong Kong, París y Londres, algunos coleccionistas fueron invitados a asistir a la subasta, mientras que en Nueva York tuvo lugar a puerta cerrada, para respetar las normas sanitarias implementadas en la mayor ciudad de Estados Unidos. Por su parte, empleados de Christie’s en las 4 ciudades asistían a potenciales clientes que hacían sus pujas por teléfono, y también era posible pujar en línea.

Christie’s recaudó en poco más de 4 horaslos  421 millones de dólares entre obras de arte, gastos y comisiones, en una subasta seguida por más de 20 mil personas en las diferentes plataformas del grupo.

Se batieron varios récords, sobre todo para el artista estadounidense Brice Marden, cuyo “Complements” fue adquirido en 30,9 millones de dólares.

También obtuvo récord en subastas el estadounidense Wayne Thiebaud, que festejará sus 100 años en noviembre, y cuya obra “Four Pinball Machines” se vendió en 19,1 millones de dólares, aunque la obra más cara fue una del estadounidense Roy Lichtenstein, “Nude with Joyous Painting”, por 46,2 millones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here