Las primarias demócratas del martes en un número importante de estados de la Unión Americana dejan como saldo que la candidatura presidencial para los comicios de noviembre recaerá en el exvicepresidente Joe Biden o en el senador izquierdista Bernie Sanders.

Biden ha ganado las primarias en Alabama, Arkansas, Virginia, Carolina del Norte, Oklahoma, Massachusstes y Tennessee, en tanto que Bernie Sanders venció en Utah, California, Colorado y Vermont.

Con la victoria en Texas, Biden arrasó en los estados sureños. Texas repartía 228 delegados, tan solo por detrás de los 415 de California, en donde Sanders ha ganado para mantenerse en la carrera.

Biden y Sanders superan ya la barrera de los 300 delegados lejos todavía de los 1991 necesarios para obtener la nominación.

Sanders va de nueva cuenta hasta el final del camino, justo como ocurrió hace 4 años cuando compitió con Hillary Clinton hasta la Convención Nacional donde Clinton recibió la candidatura

De acuerdo con las proyecciones, Michael Bloomberg  ganó el caucus en Samoa Americana, que aporta 6 delegados, pero el millonario ya anunció este miércoles que se retira de la competencia, en tanto que la senadora Elizabeth Warren evalúa su posición debido a que sus posibilidades de ganar son prácticamente nulas. Bloomberg apoyaría posiblemente a Biden y la senadora Warren a Sanders.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no tuvo oponentes en el bando republicano y ganó varios estados sin tener grandes oponentes, según las proyecciones de medios de comunicación. Trump ganó en Texas, Alabama, Vermont, Oklahoma, Carolina del Norte, Massachusetts, Arkansas, Maine y Tennesse.

Los republicanos celebran este martes primarias en trece estados, en uno menos que los demócratas, ya que Virginia no ha acogido las votaciones de los conservadores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here