Un número estimado en al menos 100 personas ingresaron a Guatemala procedentes de Honduras y de manera ilegal, y su intención es pasar por México para dirigirse hacia Estados Unidos, huyendo de la violencia y la mala situación económica en su país.

La nueva caravana de hondureños salió el martes de San Pedro Sula para entrar a Guatemala por el departamento de Izabal en la costa Atlántico de ambos países centroamericanos.

Autoridades aduaneras de Honduras no impidieron el paso de la caravana. Una parte salió de una central de autobuses interurbanos de San Pedro Sula y otro se dirigió a Guatemala por el sector de Corinto, en tanto que un tercer grupo partió el miércoles mismo lugar para arribar a Guatemala por Agua Caliente.

Guatemala y Honduras tienen un acuerdo mediante el cual sus ciudadanos pueden cruzar las fronteras de ambos países sin inconvenientes, siempre y cuando accedan al registro aduanero con identificación.

El Gobierno de México informó que no entregará salvoconductos para que los miembros de la nueva caravana de migrantes hondureños pasen por el país con destino a Estados Unidos aunque estudiará solicitudes de refugio de quienes busquen quedarse en territorio mexicano.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, señaló que “no es México un país de tránsito solamente, no es un país que dé un salvoconducto, es un país que abre las puertas para incluir a las personas que quieran entrar y migrar a nuestro país pero de ninguna manera tenemos visas de tránsito o salvoconductos”.

Dijo que la caravana que partió de Honduras con destino a Estados Unidos está formada por unas 600 personas, que serán atendidas si desean regularizar su situación en México.

En conferencia de prensa, el flamante presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, aseguró que el Gobierno de México le garantizó que impedirá la entrada a la nueva caravana migrante procedente de Honduras y que tiene como meta Estados Unidos.

El mandatario chapín dijo que el canciller mexicano Marcelo Ebrard le dio esa garantía durante una reunión que sostuvieron en Guatemala, al precisar que “el gobierno mexicano nos advirtió que no los va a dejar pasar, que va a utilizar todo lo que está en sus manos para que no pasen”.

foto: archivo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here