La Federación Internacional de Esquí canceló la gran final de la Copa del Mundo que se iba a celebrar del 18 al 22 de marzo en  la región italiana de Cortina d’Ampezzo, en Venneto. La

La decisión fue tomada durante una reunión de urgencia de los miembros de la Federación  debido a los temores por el brote de coronavirus.

De acuerdo con la agencia de noticias AP, el presidente de la Federación Italiana de Deportes de Invierno, Flavio Roda aceptó “con gran decepción” esta decisión consensuada por todas las naciones participantes, quienes se basaron en las restricciones que los gobiernos de sus países “impusieron en relación con el virus”.

Esto cancela automáticamente el evento, ya que no es posible cambiar de sede una final porque así lo estipulan las reglas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here