La pandemia de coronavirus y la imposibilidad de encontrar la forma de combatirlo exitosamente, ha llevado a Río de Janeiro a anunciar que no habrá desfile anual del Carnaval en febrero de 2021.

De acuerdo con la Liga Independiente de las Escuelas de Samba, el brote de coronavirus impide celebrar los desfiles tradicionales, lo que no solo deriva en afectaciones de tipo cultural por el significado que tiene el festejo en el país sudamericano, sino que tiene implicaciones económicas por los empleos que genera.

El Ayuntamiento de Río de Janeiro debe todavía anunciar una decisión sobre las fiestas callejeras del Carnaval que también se realizan en la ciudad, y en un escenario donde no hay vacuna contra el coronavirus, se desconoce cuándo habrá de nuevo este tipo de celebraciones.

De hecho, se recuerda que el primer caso confirmado de coronavirus en Brasil se registró el 26 de febrero, un día después de finalizar la edición 2020 del Carnaval, la expansión del brote  llevó a las escuelas de samba que participan en el desfile anual a frenar los preparativos para el evento de 2021.

Casi todas las escuelas de samba de Río están relacionadas con las comunidades de clase trabajadora. Sus procesiones incluyen elaborados carros alegóricos acompañados por tamborileros y bailarines disfrazados, mientras miles de personas abarrotan las gradas de la arena, conocida como Sambódromo, y millones observan el espectáculo en la televisión.

“El Carnaval es una fiesta de la que dependen muchos trabajadores humildes. Las escuelas de samba son instituciones comunitarias y los desfiles son sólo un detalle de todo eso”, dijo Luiz Antonio Simas, historiador que se especializa en el Carnaval de Río.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here