Medios californianos aseguran que el gobernador de California, Gavin Newsom, ha decidido decretar hoy mismo una moratoria de las ejecuciones de presos condenados a muerte en esa entidad de la Unión Americana.

De hecho, el estado de California cuenta con el corredor de la muerte más poblado de Estados Unidos, y se estima que en esta situación tiene a 740 presos, aunque se trata de una de las entidades con menos ejecuciones del país con un total de 13 desde la restitución de la pena capital en 1976.

El decreto de moratoria, además de suspender la posible ejecución de cualquiera de estos presos, incluirá el cierre de la sala de ejecuciones de la Prisión Estatal de San Quintín y cancelará los esfuerzos legales que hacía el estado para que los tribunales avalaran nuevas inyecciones letales.

Newsom, un demócrata, haría el anuncio ante el Legislativo de California en un discurso en el que afirmará que la pena de muerte ha sido “un fracaso”, y “se ha discriminado a los acusados con enfermedades mentales, a los afroamericanos y a los latinos, a los que no pueden pagar una defensa costosa”.

California se unirá a Pensilvania, Oregón y Colorado como estados con moratorias de las ejecuciones decretadas por los gobernadores pero con la pena de muerte vigente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here