Para la Confederación Patronal de la República Mexicana resulta extraño resulta que un gobierno que se dice liberal esté reduciendo las libertades de elegir, consumir y emprender negocios.

En sesión extraordinaria, la patronal asegura que al fracaso en la estrategia seguida para contener la pandemia de coronavirus y la aguda crisis económica derivada de ésta, la semana que concluye fue a su juicio, negra para las libertades en el país.

Habla de 3 casos y se refiere al memorándum que giró el Presidente López Obrador a la Comisión Reguladora de Energía y a la Comisión Nacional de Hidrocarburos instándolas a favorecer a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad, lo que restará competencia, calidad y seguridad en el abasto de energéticos, en momentos en los que necesitamos con urgencia inversiones para reactivar la economía.

Un segundo caso, dice Coparmex, tiene que ver con la aprobación por el Congreso de Oaxaca de un dictamen que prohíbe a los menores de edad comprar alimentos envasados y no, por ejemplo, los alimentos altos en grasas e insalubres que se venden informalmente, decisión que según los empresarios, se tomó sin argumentación sanitaria sólida y desatendiendo las solicitudes de audiencia del sector privado. La medida, dice Cooarmex, ahora que necesitamos apoyar una economía que este año se pronostica tendrá una caída del -10.5%

El tercer caso alude de acuerdo con Cooarmex a las consultas populares, que apunta, se hacen sin ningún cuidado de las formas, ni la participación del INE, en medio de una abierta promoción oficial a favor de las causas que se ponen a consulta, como el caso del aeropuerto en Texcoco. Ahora el Presidente llama a consulta para detener la construcción de una planta de fertilizantes en Topolobampo, Sinaloa.

Agrega que esta fue una semana negra para las libertades en México. Un retroceso a épocas de monopolios improductivos, de límites al comercio y a la iniciativa privada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here