Un sondeo realizado por la agencia de encuestas Gallup en enero y febrero de 2019 y publicado esta semana, indica que más de una tercera parte de los católicos de Estados Unidos cuestionan su compromiso con la Iglesia.

El sondeo recogió a opinión de 581 personas que profesan la religión católica y los resultados apuntan que el escándalo en torno a los abusos sexuales por parte del clero es más impactante que el de 2002, que afectó a la arquidiócesis de Boston.

En ese entonces, la tasa de los católicos que ponían en duda la Iglesia era del 22 %.

Hoy día, se estima que el apoyo al clero se relaciona con la frecuencia con que cada persona asiste a los ritos del culto. Un 46 % de los que nunca o rara vez asisten a la iglesia cuestionan hoy la religión. Entre los que suelen ir a misa cada mes, el 37 % tiene la misma actitud hacia la Iglesia.

Los encuestadores mencionan varias categorías de clérigos: el sacerdote de la iglesia a la que va el encuestado; el papa Francisco y sacerdotes estadounidenses no conocidos; obispos u otros jefes de la Iglesia en Estados Unidos.

A los entrevistados se les pidió que, en cada uno se esos casos,  definieran sus niveles de confianza a partir de 4 posibles escalas: “mucha”, “bastante”, “alguna” y “muy poca/ninguna”.

Las categorías de clérigos más autorizados fueron los sacerdotes locales conocidos personalmente por los encuestados, junto con el papa Francisco, en quienes confían “mucho” 41% de los católicos. Al añadir el número de encuestados que creen en ellos “bastante” (18 %), se concluye que más de la mitad de los católicos estadounidenses les otorgan credibilidad.

En cambio, los obispos y otros jefes de la Iglesia de Estados Unidos, así como los sacerdotes no conocidos generan más recelo que credibilidad. Solo 19 % de los católicos creen “mucho” en los obispos del país, mientras 26 % dice que solo tiene en ellos “muy poca/ninguna” confianza.

Las cifras respectivas para sacerdotes no conocidos son de 20 % y 25 %.

No se puede dar por cierto que el 37 % de católicos que cuestionan su compromiso con la Iglesia la dejarán, dicen los analistas de Gallup. Pero apuntan que la situación es grave para la congregación, ya que el escándalo vigente viene a sumarse a la tendencia a largo plazo hacia el abandono de la religión formal.

“Los católicos estadounidenses todavía confían en el papa Francisco, pero se podría argumentar que el 58 % que expresa su confianza en él es algo débil, dado su papel como líder de la Iglesia católica”, agregan expertos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here