Luego de ser despojados de su inmunidad parlamentaria para ser juzgados por el cargo de participar en el fallido alzamiento militar contra el presidente Nicolás Maduro al menos 7 legisladores opositores comenzaron a resguardarse para evitar su detención

Por lo pronto, Edgar Zambrano, vicepresidente de la Asamblea Nacional, fue detenido anoche por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia en el sector La Florida, en Caracas.

El parlamentario dijo en su cuenta en Twitter que fue sorprendido por el Servicio Bolivariano cuando se encontraba en un vehículo, luego de salir de la sede de Acción Democrática, el partido donde milita.

Zambrano se negó a salir del vehículo, por lo que fue utiliozada una grúa para trasladar el carro del parlamentario al El Helicoide, sede policial en la ciudad capital.

En cambio, la diputada Mariela Magallanes se refugió en la residencia del embajador de Italia en Caracas, mientras sus colegas desaparecían de la actividad pública, al tiempo que el líder opositor Juan Guaidó advirtió que no se dejará intimidar.

El canciller italiano, Enzo Moavero Milanesi, condenó las medidas tomadas por la Asamblea Constituyente de corte oficialista, y en un comunicado indicó que la legisladora Magallanes recibirá “protección y hospitalidad en cumplimiento de las convenciones diplomáticas”.

El Tribunal Supremo de Justicia, también alineado con el gobierno de Maduro, envió a juicio el martes a 6 diputados opositores, siguiendo el camino aprobado la semana pasada con el vicepresidente del parlamento opositor, Édgar Zambrano.

La Asamblea Constituyente,  despojó a los 7 diputados de su fuero por los hechos del 30 de abril, cuando un pequeño grupo de militares se sublevó apoyados por Guaidó, reconocido como mandatario interino por decenas de países.

“Queda ahora de parte de las autoridades competentes que se haga justicia”, dijo el titular de la Constituyente y número dos del oficialismo, Diosdado Cabello, dando luz verde a la expedición de órdenes de captura.

Otros 3 congresistas “están involucrados en el intento de golpe de Estado”, confirmó el fiscal general, Tarek William Saab, sin revelar sus nombres, por lo que según la Constituyente serán sometidos al mismo procedimiento.

“El miedo no nos va a detener”, declaró Guaidó  durante un recorrido por La Guaira a 30 km al norte de Caracas, y agregó que “es la única estrategia que le queda a un régimen sin respuestas al ciudadano (…), les queda generar miedo.

Estados Unidos, advierte que detener a Guaidó “sería el último error de la dictadura”, al tiempo que no descarta una acción militar a la que se oponen América Latina y la Unión Europea.

Un grupo de 25 militares que participaron en la asonada pidió asilo en embajadas como la de Brasil, mientras el opositor Leopoldo López, liberado por ellos de su arresto domiciliario, se refugió en la residencia del embajador español.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here