El gobierno de Estados Unidos intenta  deportar a mujeres que denunciaron malos tratos de un ginecólogo  en un centro de detención para migrantes en Georgia.

Esto denuncian abogados de las mujeres afectadas, y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas ha deportado ya a 6 expacientes que presentaron quejas contra el doctor Mahendra Amin, acusado de operar a migrantes sin su consentimiento o de practicar procedimientos médicamente innecesarios que podrían afectar a su fertilidad.

Lis abogados señalan que al menos otras 7 internas del Centro de Detención del condado de Irwin, en Ocilla, Georgia, denunciaron al médico y ya  recibieron el aviso de que podrían ser expulsadas del país.

Una mujer detenida reveló que horas después de hablar con investigadores federales, el Servicio  le dijo que había levantado la suspensión de su deportación y enfrentaba a una salida “inminente”.

Más aún, otra mujer fue llevada a un aeropuerto rural de Georgia donde se le pidió firmar papeles de su deportación, pero fue devuelta al centro cuando sus abogados presentaron una demanda en un tribunal federal.

Las mujeres acusan a Amin de realizar operaciones que causaron o empeoraron sus dolores sin explicación de qué estaba haciendo, pero  no ha habido pruebas que respalden la denuncia de que realizó varias histerectomías.

El Departamento de Justicia abrió una investigación y el inspector general del Departamento de Seguridad Nacional también está atento al asunto.

El doctor ha dejado de pasar consulta a mujeres en el Centro de Detención del condado de Irwin y defensores de los migrantes pidieron a los investigadores federales a examinar no solo al médico sino también al centro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here