La cantante norteamericana Britney Spears decidió cancelar su residencia en Las Vegas para cuidar de su padre enfermo, haciendo un alto en su carrera sin que se sepa por cuanto tiempo.

La estrella de fines de la década de los 90 y principios del nuevo siglo tenía programado comenzar una serie de conciertos en un casino en Las Vegas en febrero, como parte de su gira “Domination”.

“No daré conciertos para mi nuevo espectáculo Domination (…) Elegí darle prioridad a mi familia”, escribió la cantante en un mensaje publicado en las redes sociales.

“Hace unos meses, mi padre fue hospitalizado y casi muere”, dijo, y agregó que “toda su energía ahora se dedicará a su familia”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here