El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ordeno adoptar una medida provisional para destinas 375 millones de dólares para la producción de 100 millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus que desarrollando la Universidad de Oxford con la farmacéutica AstraZeneca.

El mandatario anunció la decisión en una rueda de prensa y destacó que Brasil  está en el “selecto grupo” de los países que tendrán acceso a la potencial vacuna, misma que aún no es aprobada, aunque espera buenos resultados en diciembre o enero venideros.

El país realiza pruebas de la vacuna ChAdOx1 desarrollada por Oxford y AstraZeneca, considerada una de las más prometedoras hasta el momento pues se encuentra en fase 3 y ha generado una fuerte respuesta inmune en las primeras pruebas realizadas a más de mil participantes en Reino Unido.

Pese a que existe la posibilidad de que la ChAdOx1 no funcione. el Gobierno de Bolsonaro justificó los riesgos de su decisión debido a la “urgencia en la búsqueda de una solución efectiva”.

La Fundación Oswaldo Cruz será responsable de producir la vacuna en Brasil, en caso de que resulte efectiva.

Bolsonaro defendió durante su discurso el manejo de la pandemia, y expresó que. “hicimos lo posible y lo imposible por salvar vidas”, pese a que es alarmante número de casos y fallecimientos por coronavirus en Brasil.  

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here