A pesar de la tesrarudez del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en contra del aislamiento social, al menos 3 estados del país tomaron varias medidas estrictas de control, como el confinamiento, para frenar la pandemia.

En Brasil, las medidas de confinamiento son competencia de los gobernadores estatales, y aquellos que impusieron cuarentenas parciales fueron duramente criticados por el presidente.

Así., Maranhão es uno de los estados más golpeados por el covid-19 y, según un estudio de la Fundación Oswaldo Cruz, tiene el mayor ritmo de fallecimientos por el virus.4 mil 530 contagios y 271 muertes Su capital, Sao Luis, ya puso en marcha el confinamiento total por decreto judicial y se han interrumpido las actividades no esenciales.

Además, se han establecido cincuenta puntos de fiscalización y control en Sao Luis, pero también en Paço do Limiar, Raposa y São José de Ribamar.

Es obligatorio el uso de mascarillas, el movimiento está limitado y se han aumentado las medidas que ya existían mercados y farmacias. Solo se puede salir de casa en casos urgentes y para comprar alimentos o medicinas. La circulación de vehículos está permitida a los profesionales de la salud, trabajadores de servicios esenciales o camiones de carga.

Además de Maranhão, la urgencia de la situación ha obligado a otros estados como Pará, con 369 muertes y 4 mil 472 contagiados, y Ceará, con 11 mil 470 infectados y 795 fallecidos, a tomar también medidas restrictivas.

En el estado de Amazonas, otro de los estados más afectados con 8 mil 109 infectados y 649 muertes, el Ministerio Público solicitó al Gobierno que se implante el confinamiento en la capital, Manaos.

Mientras, en el estado de Río de Janeiro, el consejo de médicos y especialistas que acompañan al gobierno en esta crisis ha recomendado también el confinamiento total.

El número total de muertos asciende a 7 mil 921 y 114 mil 715 los contagiados, lo que convierte a Brasil, con una población que supera los 210 millones de personas, en el país más afectado por la pandemia de toda América Latina.

Desde el comienzo de la crisis, Bolsonaro se ha mostrado escéptico ante el alcance de la pandemia y ha llevado a cabo una campaña contra el distanciamiento social

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here