La pugilista Mikaela Mayer, quien actualmente es la retadora al título junior ligero, no podrá pelear el martes venidero en Las Vegas como estaba programado, debido a que dio positivo por COVID-19.

Mayer aparecía en el cartel, uno de los mejor armados en la ciudad del juego desde el inicio de la pandemia de coronavirus, y la boxeadora anunció el resultado positivo de su prueba en las redes sociales, dos días antes del combate contra Helen Joseph en la cartelera organizada por Top Rank en el MGM Grand Garden Arena.

Mayer, que pelearía con Joseph a 10 asaltos en la búsqueda de una oportunidad de buscar por el título mundial este año, canceló así su regreso al cuadrilátero por segunda ocasión en 3 meses y no pelea desde octubre. Mikaela iba a combatir contra la boricua Melissa Hernández en Nueva York, pero la llegada del coronavirus canceló la cartelera

Mayer es asintomática, pero dio positivo por el virus el sábado, y expresó que el resto de su equipo dio negativo y están bien de salud”.  “Tenía muchas ganas de volver a pelear por ustedes y me siento decepcionada por mí, mi equipo, mis seguidores y por mi oponente”, añadió

La Comisión Atlética de Nevada ordenó un duro protocolo sanitario al permitir la vuelta de los deportes de combates en mayo, y la UFC cumplió con los requisitos de pruebas y otras medidas higiénicas durante sus 2 funciones en el gimnasio de su campus corporativo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here