El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, firmó este jueves el decretó que termina formalmente con el horario de verano en su país, toda vez que se considera que la medida no cumple con el ahorro de energía esperado.

Al menos hasta ahora los brasileños adelantaban una hora sus relojes durante unos tres meses del año para aprovechar la luz.

El mandatario había expresado su determinación días antes de que buena parte del planeta adelantara una hora sus relojes para establecer el horario de verano entre la última semana de marzo y la primera semana de abril.

De acuerdo con el ministro de Energía, Bento Albuquerque, este ahorro se ha perdido como consecuencia, principalmente, de los hábitos de los consumidores.

Por otra parte, se asegura que el cambio de horario genera problemas de salud entre determinado tipo de personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here