El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, informo en su cuenta de Twitter que la asistencia estatal por la pandemia del coronavirus finalizará a partir de enero, advirtiendo que “la ayuda de emergencia, desafortunadamente para demagogos y comunistas, no puede ser para siempre”.

El ultraderechista respondió así a quienes le recriminan que ya está pensando en las elecciones del 2022, en vez de resolver los problemas actuales de Brasil, y que es por ello que cambio su política social frente a la pandemia.

Según Bolsonaro, su creciente popularidad “molesta a los opositores y gran parte de la prensa. Si no hago nada, me quedo en silencio. Si lo hago, estoy pensando en 2022”.

Asegura que está “pensando en el 2021”, porque hay “millones de brasileños que perdieron sus trabajos o ingresos”, aunque confirmó el retiro del aporte público, que colaboraba con los sectores más vulnerables.

Más aún, el exmilitar criticó el discurso del aislamiento social y la cuarentena, aplicada en casi todos los países vecinos, y escribió que “se acabó la política del ‘quédate en casa, la economía veremos después’. Llegó el ‘después'”.

Sobre los medios de comunicación, Bolsonaro apuntó “la prensa, que tanto apoyó el ‘quédate en casa’, ahora no tiene opciones de cómo atender a estos millones sin ayuda”.

Agregó que su Gobierno trabaja para “anticipar los graves problemas sociales que puedan surgir” el próximo año, y que ante un recorte a las asignaciones sociales brindadas durante la pandemia, sostendrá la “responsabilidad fiscal”.

Brasil es el tercer país con mayor cantidad de casos confirmados de covid-19, con 4,7 millones de contagios, y la segunda nación con más muertes, registrando al menos 142 mil .

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here