Bolivia fue escenario el domingo de disturbios derivados de la renuncia el domingo del presidente Evo Morales, y hay reportes de incendios, saqueos y ataques a casas como el que habría sufrido incluso la casa del exmandatario aymara.

Poblaciones como La Paz, El Alto y Cochabamba, entre otras registraro incidentes, mientras los ciudadanos apelaban a la actuación de la Policía y las Fuerzas Armadas a través de redes sociales.

La opositora Jeanine Áñez, segunda vicepresidenta del Senado, anunció que asumirá la Presidencia de Bolivia tras la renuncia del presidente Morales y su vicepresidente Álvaro García, y las dimisiones de la presidenta y el primer vicepresidente de esa cámara.

“Estaré el lunes en La Paz para asumir formalmente la responsabilidad siguiendo el orden de sucesión, con objeto de convocar a nuevas elecciones”, dijo Áñez a la red privada de televisión Unitel.

Mientras tanto, se mantienen versiones en el sentido de que Policía y las Fuerzas Armadas de Bolivia buscan al expresidente luego de que se dictara una orden de aprehensión en su contra, según el líder opositor Luis Fernando Camacho.

Camacho no ostenta ningún cargo de elección popular, dijo que la policía libró una orden de aprehensión y que las autoridades buscan a Morales en el Chapare, una de las 16 provincias en que se divide el departamento de Cochabamba, al centro de Bolivia.

“Los militares le quitaron el avión presidencial y está escondido en el Chapare, ¡van por él!”, tuiteó Camacho, presidente del Comité Cívico de la ciudad de Santa Cruz, conformado por un grupo de empresas y organizaciones vecinales de derecha.

El expresidente boliviano informó en redes sociales que “un oficial de la policía” había anunciado públicamente que tenía instrucciones de “ejecutar una orden de aprehensión ilegal” en su contra. “Asimismo, grupos violentos asaltaron mi domicilio. Los golpistas destruyen el Estado de Derecho”, puntualizó.

María Eugenia Choque Quispe, quien renunció de manera “irrevocable” a la presidencia del Tribunal Supremo Electoral, fue detenida en medio de las manifestaciones que se registran en el país tras la dimisión del jefe de Estado.

En un operativo que realizó el Departamento de Análisis Criminal e Inteligencia  de la Policía Boliviana en La Paz se capturó a Choque, dentro de las ordenes que hay contra los miembros de ese tribunal por el manejo que se le dio a las elecciones del 20 de octubre.

Al presentar su renuncia, Choque Quispe dijo que lo hacía para someterse a “cualquier investigación”, luego de un informe de la OEA que señala “presuntos hechos irregulares” en las elecciones del 20 de octubre.

Minutos después de que Evo Morales anunciara su dimisión a la presidencia de Bolivia, grupos de opositores violentos irrumpieron en su residencia en Cochabamba para saquearla y quemar las pertenencias del exmandatario.

Gabriela Montaño, quien fuese la ministra de Salud boliviana, denunció en su cuenta de Twitter la irrupción en el domicilio del ahora expresidente: “la oposición hizo saquear la casa del Evo. ¿Qué quieren? Basta de violencia”.

Días atrás, la propia Montaño fue víctima de vandalismo en su casa e hizo un video en el que mostró los destrozos a su domicilio: “esa es la ‘no violencia’ del señor Carlos Mesa, del señor Camacho, del señor Albarracín. Eso es acoso, violencia política”, acusó la exfuncionaria. Otros videos muestran cómo un grupo de violentos sacan objetos de la residencia de Morales, entre ellos un cuadro, y los queman en una hoguera.

Además de la casa de Morales, medios locales reportaron imágenes de los destrozos a la casa del ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

Durante la jornada de este domingo, otros ministros presentaron su dimisión tras ser coaccionados por grupos opositores violentos. Tal fue el caso del titular de Minería, César Navarro, quien dejó el cargo de manera “irrevocable” después que una turba incendiara su casa en la ciudad andina de Potosí.

El mandatario boliviano presentó su dimisión argumentando que lo hacía para evitar un baño de sangre en su país. Por esa razón, exigió a la oposición que cesara la persecución de líderes sindicales, la quema de casa de exfuncionarios públicos y el hostigamiento contra los dirigentes indígenas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here