Bolivia parece entrar en una fase de calma luego del estallido social generado por las elecciones presidenciales de octubre, y el gobierno anunció que las familias de los muertos en los hechos violentos post electorales, recibirán una indemnización   equivalente a unos poco más de 7 mil dólares.

Esta decisión se basa en decreto promulgado el jueves en donde también garantiza el apoyo a los heridos., y de acuerdo con la presidenta interina Jeanine Áñez, su Gobierno “ha promulgado el decreto supremo que autoriza otorgar asistencia humanitaria e indemnización a los familiares de los fallecidos en los hechos de violencia”

En un acto celebrado en el Palacio Quemado en La Paz, aseguró que se ha tenido la voluntad de “atender cada uno de los casos” identificados plenamente” y que son en una demanda de la población tras aquellos días de “luto y dolor”.

No se ofreció por parte del gobierno una cifra de muertos y heridos, aunque la Defensoría del Pueblo estableció que son 35 fallecidos y 832 heridos en los sucesos violentos ocurridos del 20 de octubre hasta el 24 de noviembre.

El decreto dispone además “asistencia médica, alimentaria, social y psicológica” a los afectados, aseguró en su discurso el ministro interino de Justicia, Álvaro Coimbra. El monto de la indemnización para las familias de los fallecidos equivale casi a 25 salarios mínimos en Bolivia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here