Un número importante de representantes de países latinoamericanos, junto con los de Estados Unidos, Canadá y varios  países europeos, abandonaron la sala  donde se efectuaba una reunión de la Comisión de Estupefacientes en Viena, cuando Jorge Arreaza subió al podio para hacer uso de la palabra. 

Un vocero de la delegación estadounidense dejó que “los miembros de la delegación venezolana que están hoy aquí representan al Gobierno ilegítimo de Nicolás Maduro y por eso no puede considerarse que hablan en nombre del pueblo venezolano”.

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov,  expresó ante Arreaza, el rechazo de su país a la “injerencia exterior destructiva” en los asuntos de Venezuela. 

En un comunicado luego de reunirse El ruso y el venezolano en  Viena, Lavrov “subrayó la importancia de hallar soluciones políticas pacíficas a las discrepancias internas, sin injerencia exterior destructiva y, menos aún, de fuerza” a la crisis en Venezuela.

La reunión fue celebrada en el marco del período de sesiones de la Comisión de Estupefacientes de la ONU. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here