La compañía estadounidense Boeing tuvo conocimiento de un problema que afectaba a los modelos 737 MAX antes del accidente de avión de este modelo en Indonesia en octubre de 2018, señala un nuevo informe. Lo grave es que no se hizo nada al respecto.

El llamado sistema de “alerta de desacuerdo del ángulo de ataque” del avión, que se suponía que debía ser una característica estándar en las aeronaves, no estaba operativo en todos los 737 MAX.

Boeing explicó que el sistema funcionaba en un avión si la aerolínea había comprado una función opcional adicional, conocida como indicador del ángulo de ataque, que permite a los pilotos saber si uno de los sensores del ángulo de ataque no está funcionando, mientras que la alerta de desacuerdo muestra si los sensores se contradicen entre sí.

La compañía sostuvo que la ausencia de la función de alerta “no tuvo un impacto adverso en la seguridad o la operación del avión”, y se desconoce si el mal funcionamiento del sistema desempeñó un papel clave en los accidentes de los aparatos de Lion Air y Ethiopian Airlines, que dejaron un saldo de 346 muertos.

Sin embargo, la alerta de desacuerdo pudo haber notificado a los pilotos que un sensor estaba funcionando mal.

En ambos desastres, las investigaciones sugieren que los datos erróneos del sensor de ángulo de ataque activaron el ‘software’ que inclinó el aparato hacia abajo, mientras que los pilotos perdieron el control sobre el mismo.

Los ingenieros de Boeing descubrieron el problema meses después de las primeras entregas de los aparatos MAX en 2017, pero la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos no supo nada sino hasta después del accidente de Lion Air el 29 de octubre de 2018.

El hecho de que la alerta estuviera inactiva fue calificado más tarde de incidencia de “bajo riesgo” por la Junta de Revisión de Acción Correctiva de la Administración, informa Bloomberg. “Sin embargo, una comunicación oportuna o temprana de Boeing con los operadores habría ayudado a reducir o eliminar posibles confusiones”, dijo.

Boeing aseguró que emitirá una actualización de ‘software’ del sistema de pantalla “para implementar la alerta de desacuerdo del ángulo de ataque como una característica estándar e independiente antes de que los MAX vuelvan al servicio”.  (Efe)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here