El rebrote de coronavirus en unos países y una larga primera oleada de contagios en otros, dará al traste con la época navideña en buena parte del mundo.

Sin embargo, en el caso de Bélgica, las  autoridades no cancelarán las visitas navideñas de San Nicolás a los niños del país europeo.

Tanto la ministra del Interior, Annelies Verlinden, como el ministro de Salud, Frank Vandenbroucke, escribieron el una carta dirigida al principal distribuidor de obsequios, con el fin de aliviar los temores de los niños respecto a si recibirán o no regalos este año.

La carta reproducida por el diario Le Salir, detalla que habrá regalos a partir del 6 de diciembre, porque para San Nicolás no aplicarán las restricciones impuestas por la propagación del coronavirus.

El esperado personaje decembrino  no será puesto en cuarentena cuando llegue de España, donde reside, sino que podrá circular por los tejados para dejar  los obsequios de Navidad en las chimeneas, incluso durante el toque de queda.

Los altos funcionarios aseguraron que cuentan con San Nicolás y lo instan a hacer felices a todos los niños.

“Escuchamos que este virus también ha creado muchos problemas en España”, comienzan afirmando los ministros. “Así que nos dio un gran placer cuando supimos que, a pesar de su vejez, ha podido escapar del virus en los últimos meses y que todavía goza de buena salud”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here