La Asociación de Bancos e Instituciones Financiera de Chile difundió un comunicado en el que señalaba que cada institución bancaria evaluara caso por caso la apertura de sus sucursales este 21 de octubre debido a la “situación imperante”.

Mientras tanto, efectivos militares patrullan las calles de varias ciudades del país andino debido a las protestas sociales y van 2 días en los que se mantuvo el toque de queda, luego de días de violencia en los que la cifra de muertos es de 11.

La capital de Chile despertó este lunes “en calma”, en la primera jornada laboral desde que se radicalizaran las protestas sociales, con sólo una línea de metro abierta y servicios de autobuses subsidiarios. El general de división Javier Iturriaga, encargado de la seguridad en Región Metropolitana desde que se decretara el estado de emergencia, dijo que “ha sido un despertar lento de la ciudad, en calma, en paz, lo que nos tiene muy tranquilos pero, al mismo tiempo, estamos muy alertas para solucionar cualquier inconveniente que pudieran provocar algunos desadaptados”.

La banca hizo “un llamado a privilegiar el uso de medios remotos para pagos y transferencias mientras dure la contingencia”. Además, recomienda retirar efectivo en cajeros automáticos y redes de comercio que proveen de cambio, en vez de asistir a las sucursales. También enfatiza en el “uso de medios de pago electrónicos”.

El comunicado fue difundido el 20 de octubre “ante la situación de emergencia que está viviendo nuestro país y con el fin de evitar los problemas que pudiesen generarse para nuestros clientes”. Desde el 14 de octubre, Chile  registra masivas protestas en rechazo al alza en el precio del metro de Santiago.

Pese a que el 19 de octubre el presidente Sebastián Piñera decidió dar marcha atrás con la medida, las protestas y saqueos se prolongaron, por lo que se declaró el toque de queda en Santiago, Chacabuco y Valparaíso.

Por otra parte, prominentes futbolistas andinos llamaron a los políticos a escuchar al pueblo ante el estallido social que conmociona a su país. El portero del Manchester City, Claudio Bravo, dijo que “¡Ahora! es el momento de las respuestas, de las soluciones”, al tiempo que dijo que acompañaba las manifestaciones que derivaron en un estallido social, obligando al presidente Sebastián Piñera a decretar estado de emergencia y toque de queda por el recrudecimiento de los enfrentamientos y los saqueos.

Gary Medel, otro de los ídolos del fútbol chileno, pidió que las autoridades “escuchen al pueblo” a través de sus redes sociales junto a una lista de los principales reclamos de los manifestantes que piden mejoras en salud, educación, pensiones y otros aspectos estructurales

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here